Novedades

ALERTA PYME: AISLAMIENTO SOCIAL, PREVENTIVO Y OBLIGATORIO (ASPO) NUEVAS NORMAS SOBRE PRÉSTAMOS UVA Y CONTRATOS DE ALQUILER

ALERTA PYME 

AISLAMIENTO SOCIAL, PREVENTIVO Y OBLIGATORIO (ASPO) NUEVAS NORMAS SOBRE PRÉSTAMOS UVA Y CONTRATOS DE ALQUILER 

El Poder Ejecutivo Nacional emitió dos DNU, publicados en el Boletín Oficial del día 29 del corriente, instrumentando los anuncios gubernamentales en materia de préstamos UVA y alquileres. 

I. En el marco de la Emergencia dispuesta por la Ley 27.541 y el DNU 297/2020 (ASPO), el DNU 319/2020 estableció que se congela el valor de las cuotas mensuales de los préstamos hipotecarios sobre inmuebles destinados a vivienda única y que se encuentren ocupadas a esos fines hasta el próximo 30 de septiembre del corriente. La misma medida rige para las cuotas de préstamos prendarios actualizados por UVA. Asimismo, el DNU suspendió por igual plazo las ejecuciones hipotecarias en el que el derecho real de garantía recaiga sobre los inmuebles antes citados. 

Las deudas que surgieren por diferencias en el monto de las cuotas en virtud del congelamiento podrán abonares en, al menos, tres cuotas mensuales y consecutivas, sin intereses, a abonar a partir de octubre del presente. Se pueden acordar otras modalidades de pago en tanto no resulten más gravosas para el deudor (Artículo 6°). Por otro lado, las deudas por falta de pago, total o parcial, de las cuotas con vencimiento hasta el 30 de septiembre se abonarán en tres cuotas mensuales, iguales y consecutivas sobre las que podrán cargarse intereses compensatorios a la tasa correspondiente a la de plazos fijos a 30 días de plazo del BNA. Se pueden acordar otras formas de pago que no resulten más gravosas para el deudor (Artículo 7°). 

Los plazos establecidos por el DNU pueden ser prorrogados (Artículo 8°). 

II. A su vez, el DNU 320/202 se refiere a los contratos de alquiler dentro del mismo marco normativo citado con anterioridad. Al respecto, se consigna que los contratos de alquiler alcanzados por esta norma son aquellos que involucran: 

- Inmuebles para vivienda única urbana o rural; 
- Habitaciones destinadas a vivienda familiar o personal en pensiones, hoteles, etcétera; 
- Inmuebles dedicados a actividades culturales o comunitarias; 
- Inmuebles alquilados por monotributistas, destinados a la prestación de servicios, comercio o industria;
- Inmuebles alquilados por profesionales autónomos necesarios para el ejercicio de su profesión; 
- Inmuebles alquilados por PyMEs según Ley 24.467 destinados a la prestación de servicios, comercio o industria; e 
- Inmuebles alquilados por Cooperativas de Trabajo o Empresas Recuperadas. 

En tal sentido, la norma mencionada suspende la ejecución de los desalojos hasta el próximo 30 de septiembre del corriente, en tanto la misma se hubiera originado por incumplimiento de la obligación de pago y la tenencia del inmueble se halle en poder del locatario (Artículo 2°). Asimismo, se prorroga la vigencia de los contratos aludidos con vencimiento entre el 20 de marzo y antes del 30 de septiembre del presente hasta el 30 de septiembre ídem. También se congela el precio de las locaciones hasta el 30 de septiembre del corriente al valor correspondiente al mes de marzo pasado (Artículo 4°). Las fianzas respectivas subsisten hasta la misma fecha consignada. 

Por otro lado, se establecen mecanismos de pago de las deudas por diferencias de precio (Artículo 6°) y por falta de pago (Artículo 7°). 

Por último, quedan excluidos de la norma en cuestión aquellos contratos en el que el locador dependa del canon para cubrir sus necesidades básicas o las de su grupo familiar, debiéndose acreditar tales extremos (Artículo 10°).

3578.jpg